Esta Semana Santa he estado en la comarca de Tarazona y del Moncayo. Al recabar información turística descubrí que en Tarazona hay un pequeño museo arqueológico. Se encuentra situado en las antiguas mazmorras del palacio obispal en la zona vieja de la ciudad. No hay piezas espectaculares en el mismo, pues las que se encontraron se encuentran en el Museo Provincial de Zaragoza (piezas como la cabeza de Augusto en ágata roja, la estatua y monedas de la diosa Silbis, un arca ferrata, etc.). No obstante, aprovechando que la entrada es gratis, uno puede entrar y pasear por la sala de arqueología donde pueden verse utensilios de la vida cotidiana (como un amuleto fálico de un soldado, agujas de hueso, cerámica, etc.), restos de un mosaico, restos de estatuas e inscripciones. Os pongo una foto de un sarcófago romano del siglo III d. C.
Por cierto, hay que decir que de la celtibérica Turiaso y de su posterior época romana no se han encontrado muchos restos; la actual Tarazona se levanta sobre los mismos. Está identificado el cardo y el decumano, calles de San Atilano y San Bernardo, respectivamente, y habría que pensar si la muralla existente seguía un trazado antiguo o no.
Para los amigos del latín, por cierto, decir que el escudo de Tarazona tiene una leyenda en latín: Turiaso: Tubalcain me aedificavit, Hercules me reaedificavit.
Bueno, aunque los modestos restos romanos puede que no merezcan una visita ex professo a Tarazona, la belleza de este pueblo zaragozano en las inmediaciones del Moncayo siempre merece una visita, sobre todo dentro de unos meses, cuando los trabajos de restauración de la catedral turiasonense finalicen. Por cierto, parece ser que debajo de la catedral aparecieron restos de una villa romana al otro lado del río Queiles, frente a la antigua Turiaso.
Un saludo. Roberto.

2 Comments:

  1. Anónimo said...
    Muy interesante el comentario. Hay una errata en el nombre del "edificador" de Tarazona, que es Tubalcaín.
    ongomolongo said...
    Salutem sodali!
    ¡preciosa villa Tarazona!
    recomendable la visita que propones, además de poder disfrutar de una de las pocas plazas de toros mantenidas con viviendas en aragón http://www.flickr.com/photos/zwigmar/74557914/
    (al estilo de Chinchón), que restauraron hace tiempo.
    Además Tarazona cuenta con una institución realmente peculiar, una "La casa del traductor", que forma parte de a red europea RECIT (Red Europea de Centros de Traducción Literaria)http://www.casadeltraductor.com/
    vale, amice Roberte!

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal