En noticia aparecida ayer en la página 7 del suplemento I+DEAR de El Periódico de Aragón se lee un artículo de Francisco Burillo, catedrático de Arqueología de la Universidad de Zaragoza, donde se nos presenta, describe y resume 10 años de trabajos del Proyecto Segeda (y su Fundación Segeda), ciudad celtibérica perteneciente a la tribu de los belos y cuyo asentamiento se encuentra en el Poyo de Mara, entre Belmonte y Mara.

La novedad o una de las grandes cualidades del proyecto es su carácter mixto, por cuanto aúna investigación, docencia y desarrollo rural sostenible de un pequeño pueblo de la comarca de Calatayud, Mara.

De estos años de investigación y excavación se ha llegado a la conclusión de que Segeda tuvo una gran influencia en su tiempo y en su contexto y una trascendencia histórica, tanto es así que sus enfrentamientos bélicos con los romanos fueron la causa de la modificación del calendario romano (modificación que todavía hoy pervive, por cuanto fue hacia el 154 a. C. cuando los romanos pasaron el inicio del año del 15 de Marzo -Idus- al 1 de Enero -Kalendas-), para elegir a los cónsules que debían estar al mando de las tropas que se enfrentaron a los segedenses en el día de Vulcano del 153 a. C. (23 de Agosto).

Así, por la extensión del yacimiento y sus hallazgos, sabemos que Segeda fue la primera ciudad celtíbera de esta zona en emitir monedas y que en diversas fases de ocupación se asentaba en el Poyo de Mara y en Durón de Belmonte de Gracián, alcanzando unas 17 hectáreas de superficie (Numancia sólo alcanzó unas 7,6 y Sagunto entre 9 y 10).

El Proyecto Segeda, en marcha desde 1998, gestiona el patrimonio derivado del yacimiento y fruto de sus investigaciones y campañas de excavación se han descubierto estructuras urbanas y defensivas (murallas); también ha permitido conocer aspectos culturales, sociales, económicos y propios de la vida cotidiana de los segedenses: uso de la borraja, existencia de un lagar (que ha sido reconstruido y que por conversaciones con Francisco Burillo se quiere poner en marcha experimentalmente para elaborar vino al estilo tradicional de esa época), una mansio de unos 320 m2 y un sistema de purificación de agua de consumo, etc.

Paralelamente, se han desarrollado cursos y actividades de formación (se va ya por el VI Simposio de Estudios Celtibéricos), actividades didácticas desarrolladas con y para alumnado de educación primaria y secundaria en colaboración con la Universidad de Zaragoza, el Centro de Profesorado y Recursos de Calatayud, haciendo extensiva esta faceta educativa al Espacio Segeda en la Feria de Educa Aragón de 2008 (no podemos dejar de citar aquí la labor de Esperanza Sáiz y Raúl López). También se impulsa el desarrollo de la lectura con cuentos y pequeñas narraciones sobre Segeda y la composición de una sinfonía sobre Segeda por parte de J. M. Muneta.

Asimismo es encomiable el esfuerzo por el desarrollo de Mara y la implicación de sus habitantes con motivo de las actividades organizadas por el Proyecto Segeda: la fiesta de los Idus de Marzo (el sábado más cercano al 15 de Marzo), la Vulcanalia (el sábado más cercano al 23 de Agosto) y la jornadas de puertas abiertas del yacimiento (generalmente a final de Septiembre).

Un buen proyecto desarrollado por Francisco Burillo y sus colaboradores que ojalá contara con más fondos y recursos para ver convertida a Segeda en el centro de la ruta celtibérica de Aragón. Enhorabuena y ánimo.

1 Comment:

  1. Isabel Romana said...
    Felicidades por estos diez años de trabajo en favor de vuestro patrimonio. En cuanto al blog, me parece muy interesante. Volveré más veces. Saludos cordiales.

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal