Según informa hoy Heraldo de Aragón Francisco Burillo y Raúl López, directores de las excavaciones arqueológicas del yacimiento arqueológico de la ciudad celtíbera de Segeda, han denunciado las constantes tropelías que en dicho yacimiento, catalogado como Bien de Interés Cultural, se están cometiendo, cuando menos desde el año 2000. La última, la destrucción de parte de la muralla celtibérica.
Las razones de dicha destrucción se debe a una cuestión material (un agricultor que ha arrancado vides que se encuentran sobre la muralla y ha destruido parte de la muralla al tiempo que ha acelerado el proceso de erosión de lo que resta de la misma) y otra administrativa (la falta de dinero, la desidia y la falta de rentabilidad de la arqueología hace que ni el Gobierno de Aragón, la Diputación General de Aragón, la Diputación Provincial de Zaragoza, la Dirección General de Patrimonio Cultural y los Ayuntamientos de Mara y Belmonte de Gracián acaben el proceso de adquisición de los terrenos bajos los cuales se halla el yacimiento de Segeda). Mientras tanto, los agricultores dueños de la tierra y otros avispados saqueadores de yacimientos hacen y seguirán haciendo de su capa un sayo con Segeda.
Segeda es un yacimiento especial ya que es la ciudad -al menos celtíbera- más gran de la Hispania prerromana, ya que contó con 17 hectáreas (frente a las 7,6, por ejemplo, que tuvo Numancia); además, tras la derrota frente a los romanos en el 153 a. C., no se reedificó una nueva ciudad celtíbero-romana sobre la anterior, sino que se refundó una nueva Segeda, por lo que en realidad son dos yacimientos en uno y el celtibérico no está contaminado por un estrato romano posterior.
Para saber más sobre Segeda, pincha este enlace a su web (www.segeda.net) o a nuestra sección de Segeda en Patrimonio Romano de Aragón.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal