Si hace poco hablábamos de unos trabajos arqueológicos en la presa romana de Muel, ahora se anuncia (Heraldo de Aragón de hoy) que dichas tareas se dan por finalizadas, al menos, la campaña de 2009.
Los trabajos han sido dirigidos por los arqueólogos Paula Uribe y Manuel Martínez Bea, bajo la dirección cientlífica de M.ª Ángeles Magallón Botaya.
Aunque el resultado final de toda la campaña de excavaciones estará disponible dentro de un tiempo, cuando se redacten los informes y las conclusiones, los directores se atreven a adelantar aspectos, algunos de ellos ya conocidos: que la presa romana de Muel fue una gran obra de ingeniería, muy avanzada para su tiempo por sus grandes dimensiones y por el escuadrado casi perfecto de cada uno de los sillares de piedra caliza que forman el muro de la misma.
El trabajo ha sacado a la luz la coronación de la presa en una superficie bastante amplia y que el visitante puede ver, a pesar de encontrarse vallada. Una parte de los trabajos se han dedicado a la topografía y muy especialmente a un escáner tridimensional (de técnica muy avanzada) para obtener una fiel imagen del total de la presa.
Queda pendiente de deteminación el hallazgo de una necrópolis con huesos de unos veinte individuos.
Todo ello puede motivar una segunda campaña de excavaciones para el año que viene.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal