Si hace ya un tiempo os indicábamos en una entrada que la Diputación Provincial de Zaragoza, en su web de turismo, hacía un listado de los yacimentos de época romana, ahora añadimos que también hay una sección de yacimientos pre-romamos (algunos habitados también después en época romana) para su consulta.
Os ofrecemos el listado y la descripción anexa.
- Arcóbriga (Monreal de Ariza): El yacimiento arqueológico celtíbero y romano de Arcóbriga se localiza en el término de Monreal de Ariza, en la margen derecha del río Jalón, a unos 2 kilómetros al oeste de la localidad, en el Cerro Villar. Arcóbriga conserva todo su sistema defensivo, formado por dos anillos de muralla y un muro que cierra la acrópolis de la ciudad.
- Belsinon (Mallén): El antiguo asentamiento celtíbero de Belsinon está situado en el cerro del Convento de Mallén, junto al río Huecha, a un kilómetro del casco urbano de la localidad. Enclave celtíbero inicialmente, Belsinon derivo en la mansión romana Belsione o Balsio o Balsione, de época imperial.
- Borsao (Borja): El hábitat de la antigua Bursau, o Bursao romanizado, se sitúa junto a la moderna Borja, en los cerros del Castillo, de la Corona y de la Cueva Esquilar. Se inicia la ocupación del terreno en época hallstáttica en la cueva Esquilar.
- Cabecico Aguilera (Agón): En el Cabecico Aguilera, situado en el término municipal de Agón, fue localizado el Bronce de Agón, y contiene un largo epígrafe de época de Adriano que recoge el reglamento de una comunidad de regantes y otras disposiciones con ella relacionadas: Regulación del uso del canal de riego riuus Hiberiense o Canal del Ebro.
- Cabezo de Ballesteros (Épila): El yacimiento de la necrópolis de incineración del Cabezo de Ballesteros de Epila está situado en las proximidades del casco urbano de la población actual y a unos 200 m. de distancia del poblado celtíbero al que estuvo asociada. Las diferentes sepulturas localizadas indican un amplio período de utilización, entre los siglos VII al IV a.C.
- Cabezo de San Vicente (Villanueva de Huerva): El cabezo de San Vicente es un pequeño cerro cortado y erosionado, junto a la población actual de Villanueva de Huerva, que fue un asentamiento del pueblo celtíbero de los belaíscos, cuya población más importante fue Contrebia Belaisca, actual Botorrita. Era un lugar de fácil defensa y un punto de encrucijada.
- Cabezo Muel (Escatrón): En el Cabezo Muel de Escatrón, en la margen derecha de la desembocadura del río Martín, se ha localizado la primitiva Scatro, un yacimiento perteneciente a un asentamiento ibero romano del siglo III a.C. al siglo II d.C.
- Castillo de Miranda (Juslibol, Zaragoza): El Castillo de Miranda se halla en el Barrio de Juslibol, en el término municipal de Zaragoza. Es el primer yacimiento aragonés datado por radiocarbono, con perduración entre comienzos del siglo V a.C. y finales o inicios de la era, en época de los Julio Claudios.
- Cerro de Valdeherrera (Calatayud): El yacimiento del Cerro de Valdeherrera se halla situado en el término municipal de Calatayud, en el valle del Jiloca. Se trata de un importante yacimiento con materiales indígenas celtíberos en abundancia y restos romanos de época republicana y posteriores. Este asentamiento estaba situado en la órbita económica y política de Bilbilis.
- Contrebia Belaisca (Botorrita): Contrebia Belaisca está asentada en un terreno aterrazado sobre el río Huerva, junto a Botorrita. Ciudad indígena céltica intensamente romanizada que fue destruída a mediados del siglo I a.C. El yacimiento tiene trascendencia internacional en los estudios célticos dada la aparición de los bronces escritos más importantes de las antiguas lenguas celtas.
- Cueva de las Cazoletas (Monreal de Ariza): El yacimiento celtibérico de la cueva de las Cazoletas se encuentra situado en el Cerro de San Pedro dentro del término municipal de Monreal de Ariza, en la margen derecha del río Jalón, a unos 2 kilómetros al oeste del casco urbano, en el entorno del Cerro Villar y de Arcóbriga.
- La Cabañeta (El Burgo de Ebro): El yacimiento celtíbero y romano de la Cabañeta está situado en el término municipal de El Burgo de Ebro. Se trata de un campamento militar romano levantado en el siglo II a.C., que debe su nombre a que en sus inmediaciones discurre la cabaña real de los pastores trashumantes.
- La Oruña (Vera de Moncayo): El yacimiento celtíbero de la Oruña está localizado en el término municipal de Vera de Moncayo, y se ubica sobre un cerro elevado. Se conservan varios hornos de fundición, pues al parecer su actividad básica era la fábricación de armas con el hierro del Moncayo.
- Lassira (Lécera): Los restos del poblado iberio romano de Lassira se encuentra en un cerro situado a un kilómetro del casco urbano de Lécera, en el montículo conocido como de Santo Domingo, así conocido por la ermita levantada en el lugar a la que está anexionado el actual cementerio.
- Los Castellares (Herrera de los Navarros): En el cerro de Los Castellares de Herrera de los Navarros, a quinientos metros del casco urbano, encontramos los restos de un poblado celtíbero de la II Edad del Hierro, cuya destrucción y abandono han sido fechados en los inicios del siglo II a. de C.
- Mundóbriga (Munébrega): En el yacimiento situado junto al río Jalón, en el paraje de la Granja de Zaragocilla, entre las localidades de Olvés y Munébrega, se han localizado los restos de la ciudad celta de Mundóbriga. El yacimiento ocupa un cabezo elevado cuya cima está protegida por un doble paramento de muralla.
- Necrópolis de Vallunquer (Monreal de Ariza): El yacimiento celtibérico de Vallunquer se encuentra situado en el Cerro de San Pedro dentro del término municipal de Monreal de Ariza, en la margen derecha del río Jalón, a unos 2 kilómetros al oeste del casco urbano, en el entorno del Cerro Villar y de Arcóbriga.
- Nertóbriga (La Almunia de Doña Godina): La ciudad de Nertobriga perteneció al grupo celta de los belos, al igual que Contrebia Belaisca. Se ha especulado mucho sobre su verdadero asentamiento, pero se desconoce cual fue su localización exacta, pero si que estuvo ubicada en algún lugar entre las localidades de La Almunia, Ricla y Calatorao.
- Piquete de la Atalaya (Beligiom) (Azuara): El yacimiento del Piquete de la Atalaya de Azuara, situado junto al río Cámaras, en dos grandes montículos con fuertes acantilados hacia el río y separados por un barranco. Los restos aparecidos indican la presencia de un área arqueológica de gran extensión, identificada como la ciudad celtibérica de Beligiom.
- Pontet (Nonaspe): El yacimiento arqueológico del Pontet se halla en el término de Nonaspe, cerca de la confluencia de los ríos Algas y Matarraña, sobre un pequeño cabezo denominado el Pontet. Es un cerro aquillado, situado a la izquierda del barranco de Batea, junto a su desague y a la acequia del Fontanet.
- Segeda (Mara): La huella de la ciudad celtibérica de Segeda, la poderosa, Sekeiza para los celtíberos, aquella que cambió el rumbo de nuestra historia hace dos mil años, perdura y sus restos arqueológicos se extienden a lo largo de los términos municipales de Mara y Belmonte de Gracián.
- Tossal Gort (Maella): Sobre un montículo del Tossal Gort de Maella, se asienta un importante poblado indígena, con restos importantes de urbanismo en las laderas y la cumbre, que abarca una amplia cronología. El poblado se distribuye por una parte en la acrópolis, en la que excavaciones efectuadas han dado materiales indígenas y una ocupación tardo romana del siglo IV d.C.
- Valdetaus (Tauste): Valdetaus fue una ciudad prerromana cuyas ruinas se encuentran en la carretera A-127 Aragón-Tudela, en el término municipal de Tauste. Cronológicamente se sitúa aproximadamente entre los años 500 y 50 a.C. y tiene una extensión de 1,76 ha y en la antigüedad debió llegar a las 2 ha.
- Vall de Batea (Nonaspe): En la confluencia de la Vall de Batea con el río Matarraña en el término municipal de Nonaspe, a unos 15 kilómetros del casco urbano, se encuentran los restos arqueológicos del poblado íbero de la Vall de Batea. Se encuentra encumbrado en un cerro, a la izquierda de la vall, y un poco antes de su desagüe en el Matarraña
- Vilás (Nonaspe): En las huertas de los Vilás de Nonaspe, se halla un yacimiento arqueológico de la época de los romanos, y que según mantiene la tradición, habria sido el emplazamiento del antiguo pueblo de Nonaspe, que tal vez corresponda a la época llamada de la paz de Augusto.

2 Comments:

  1. pato said...
    Somos un grupo que hacemos mosaicos con técnicas romanas y nos gustaría saber donde hay yacimientos con restos de mosaico en Aragón.Gracias y enhorabuena por tu blog.
    Mono Gramático said...
    Hola, Pato:
    Gracias por tu felicitación. Me gustaría saber si también tenéis blog o web para consultarla e informarme más sobre mosaicos. Respecto a tu pregunta: mi blog es una sección de una web educativa sobre patrimonio romano de Aragón, htp://www.catedu.es/aragonromano/ (o sin las tres www) en la que se explica lo más importante del Aragón romano. Allí puedes ver mosaicos. NO obstante, te cuento: los mosaicos más impotantes están en el Museo de Zaragoza (ahora hay una exposición muy interesante sobre la vivienda romana con muchos mosaicos); también hay en el Museo de Calatayud (aunque menos y menos importantes, por ahora); en el Museo de Teruel están unos maravillosos (incluso hay mosaico en los escalones de la domus romana) procedente del yacimiento de La Caridad (en Caminreal); lo de la Villa FOrtunatus están en el Museo de Zaragoza; en Velilla de Ebro, en el yacimiento de Celsa, están in situ los mosaicos en opus signinum con unos delfines, dibujos geométricos y el texto cave cane (sic); el La Malena (Azuara, cerca de Belchite y la presa romana de Almomnacid de la Cuba) hay un enorme mosaico, pero hablo de memoria y no recuerdo el tema. Si recuerdo más te lo hago saber o si tienes dudas, mi email es robertolerida@gmail.com. Un saludo y gracias

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal