Hoy hemos asistido a los actos del cuarto día de la II Muestra Romana de los Atilios organizada por la Asociación de Mujeres Muskaria de Sádaba (Zaragoza).

Ha sido una jornada muy entretenida, siguiendo el programa que ya expusimos en una entrada anterior de este blog.

La verdad es que hay que alabar el trabajo y el esfuerzo de las mujeres de Muskaria y de los vecinos de Sádaba que han participado en el engalanamiento de su villa (una de las Cinco Villas) con decoración romana y motivos y objetos de la vida cotidiana romana, así como de la elaboración de sus propios atuendos y peinados.

Así, por las calles de la villa han desfilados grupos de músicos, niños y mayores vestidos de romanos con sus togas, túnicas y mantos coloristas, soldados celtíberos y romanos (con algún griego infiltrado); además, por la calle se habían distribuidos objetos y recreaciones de edificios romanos: letrinas, triclinios dentro de los patios de las casas particulares, lararios, tabernas en las que se podían degustar productos romanos, mercadillo, un atrio, partes de una casa como un tablinum, armas romanas, estatuas, pórticos de templos, inscripciones, etc.


Además, en distintos momentos del día hay recreaciones animadas por el grupo Pingiliraina, como la venta de esclavos y la representación de las batallas entre celtíberos y romanos con el asalto de una vivienda celtíbera (medieval) por las tropas romanas con su testudo y su signifer con piel de leopardo. Enteretenimento para pequeños y mayores con buen humor y buen ambiente es lo que se ha podido vivir en estas jornadas.

Como pequeño pero, siempre perdonable, podríamos hablar de los anacronismos y de las recreaciones un tanto libres del mundo romano (por ejemplo, en los vestidos y en el colorismo de los mismos, en la aparición de soldados griegos entre las tropas romanas, etc.), pero el esfuerzo y el trabajo de documentación, recreación y reproducción de los objetos y costumbres es encomiable: por ejemplo, los peinados, los lararios, las armas, etc.

En suma, una jornada para disfrutar, no sólo los habitantes de Sádaba, sino todos los curiosos que hasta allí nos hemos acercado.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal