En la capital aragonesa se está produciendo otro atropello del patrimonio arqueológico romano, al menos desde nuestra opinión, ya que nos mostramos partidarios de la conservación de todo resto que se encuentre y creemos, además, que siempre hay fórmulas para preservarlo e incluso exponerlo.
El caso al que nos estamos refiriendo es el hallazgo de los restos de una calle romana extra muros de Caesar Augusta durante las obras de remodelación y reforma de la sede de la Diputacion Provincial de Zaragoza en el entorno de la calle Cinco de Marzo, la plaza España, el paseo de la Independencia y el Coso.
Los argumentos esgrimidos se resumen con la etiqueta de que los restos arqueológicos encontrados no tienen una entidad suficiente para su conservación, debido a su estado fragmentario o su mala conservación, a lo que se añade el retraso que dichos hallazgos han supuesto en las obras de ampliación de dicha diputación y el aumento de los costes de las obras.
Los restos romanos en esta ocasión ofrecían un tramo de una calle romana de unos 20 metros de longitud por 4 metros de anchura, con intersección con otra caller, con pavimento de cantos rodados, aceras y restos de las bases de una estructura porticada y que se supone que pudiera ser la vía que comunicaba la ciudad intra muros con el anfiteatro de Caesar Augusta, que se encontraba extra muros y a tan sólo 100 metros de estos restos, probablemente en el solar ocupado hoy por el Hotel Palafox. En toda la Zaragoza romana, hasta ahora, no se ha preservado un trecho de calle romana tan largo y en tan buen estado como el de este solar.
Volviendo a la crítica y la denuncia, habría sido posible desmontar y reubicar este pavimento, pero complicaba las obras existentes ysuponía un alto coste, así que a fecha de hoy ya han destruido la mitad de la calle hallada y sigue sin haber voluntad de conservar in situ lo que queda, por ejemplo, bajo una rampa, con suelos acristalados, etc.
Una ciudad que se ha ganado a pulso premios por su museos romanos, deja perder una oportunidad de ampliar su ruta romana y ofrecer al visitante más claves para interpretar su pasado, entre otras cosas, gracias a la incompetencia de nuestros políticos, las divisiones de competencias y la falta de coordinación y voluntad de los mismos. Gracias una vez más a nuestros políticos y a nuestros guardianes del patrimonio por ayudar a su conservación.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal