En uno de los parajes más hermosos del Pirineo aragonés, ya casi en la frontera con Francia cerca de Gavarnie, se encuentra el puente de San Nicolás de Bujaruelo sobre el río Ara, desde donde se puede acceder a Francia, al parque nacional de Ordesa y a valles pirenaicos pequeños y remotos como el de Otal.


Como suele ocurrir con los puentes antiguos de Huesca, existe la duda de si son realmente romanos o medievales (o romanos reconstruidos en época medieval); este es otro de esos casos, ya que junto a los vestigios del puente se encuentran restos de un templo cristiano de época medieval y restos de una construcción defensiva también de dicho período.



Al mismo tiempo, se sabe que el puerto de montaña en el que se encontraba el puente era una vía romana y que, por tanto, era frecuentado por los romanos y otros pueblos antiguos como vía de comunicación entre ciudades como Caesar Augusta (Zaragoza) y Osca (Huesca) en el lado español y el Beneharnum (Béarn) y Tolosa (Toulouse) en el lado francés, con lo que de arriesgada aventura suponía en aquellos remotos tiempos superar un paso de montaña por encima de los 2.200 metros de altitud, debido a las nieves, los hielos y el frío en las agrestes y salvajes montañas de los Pirineos.


Para llegar a este puente, mira el siguiente mapa:

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal