Con el verano llega el momento de reactivar el estudio de los yacimientos arqueológicos y en nuestra comunidad no va a ser menos.
Ya hemos anunciado en entradas anteriores el inicio de campaña en Los Bañales, quizás la más importante de las campañas, pues se retoman después de muchos años. (Pincha aquí para tener más información de Los Bañales en nuestra web).
Por otro lado, Segeda sigue con el apoyo de la Fundación Segeda y otros estamentos y se ponen también manos a la obra este verano en la ardua tarea del estudio de un yacimiento tan extenso. (Pincha aquí para tener más información sobre Segeda en nuestra web o visita la web oficial de la Fundación Segeda y del yacimiento, www.segeda.net).

A ellas se suman las de Bilbilis, muy activas durante los últimos años; en esta campaña estival se va contar con la colaboración de hasta un centenar de profesores y, sobre todo, estudiantes de Arqueología e Historia Antigua de diversas universidades europeas que trabajaran por quincenas, centrándose básicamente en el llamado "barrio del Ninfeo", en el teatro, donde se profundizara en elementos decorativos, y en las termas. Estos grupos de arqueólogos trabajarán tanto en el yacimiento del Cerro de Bámbola como en el yacimiento de Valdeherrera. Os recordamos que, lamentablemente, desde la dirección del Museo de Calatayud y de las excavaciones arqueológicas de Bilbilis, todavía no se nos ha concedido permiso para colgar imágenes en la web del Patrimonio Romano de Aragón, por lo que no os indicamos el enlace a la sección dedicada a Bilbilis.

Por último, el yacimiento íbero-romano de El Palao de Alcañiz, en Teruel, vuleve a ser objeto de estudio y excavación arqueológica durante casi un mes y medio, centrándose los trabajos básicamente en la consolidación de lo excavado en campañas anteriores, como la cisterna. Estos trabajos están subvencionados por el Gobierno de Aragón con unos 18.850 euros. (Pincha este enlace para obtener información sobre El Palao).

Hace ya unas entradas y semanas os hablamos de la Ruta Celtibérica; pues bien, ahora llegan buenas noticias sobre la misma, como se recogen en Crónica de la Comunidad de Calatayud y del Aranda.

El pasado 15 de Junio se presentó en Madrid, en el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino Paisajes de la Celtiberia, un novedoso proyecto de cooperación interterritorial entre cuatro comunidades autónomas y numerosas comarcas que, con fondos europeos de Leader+ pretenden poner en marcha una ruta celtibérica que les permita el desarrollo sostenible de zonas rurales a partir del patrimonio cultural y arqueológico de época celtibérica. Los territorios poblados en su día por celtíberos están unidos en el Espacio Iberkeltia, que puso en marcha este proyecto en 2005 y ahora ha recibido un presupuesto superior a 2 millones de euros para completar esta Ruta Celtibérica y sus Paisajes de la Celtiberia.


El territorio contemplado corresponde a cuatro Comunidades Autónomas colindantes, ocupando una superficie de más de 40.000 Km2, y donde hoy habitan 350.000 personas, repartidas en más de 700 municipios.
En Aragón abarca las Comarcas de Albarracín, Jiloca, Campo de Daroca, Calatayud, Aranda y Moncayo. En Castilla León comprende los territorios de Almazán, Sierra de la Demanda, Noroeste de Soria, Tierras sorianas del Cid y Pinares –El Valle. En Castilla La Mancha engloba a los territorios de Molina de Aragón-Alto Tajo, Manchuela Conquense y Serranía Conquense. La parte suroriental de La Rioja es el cuarto espacio celtibérico.



Conviene recordar que dentro de este territorio se incorparían algunos de los yacimientos arqueológicos pre-romoanos más importantes de España, pero que también muchas de estas ciudades celtibéricas tuvieron su continuación como ciudades romanas, como Numancia, Bilbilis, Segóbriga, etc.

Podéis leer una noticia aquí. La web del proyecto es http://www.paisajesdelaceltiberia.com/. Desde la web, por ahora en construcción, se pueden descargar archivos en pdf sobre la ruta celtibérica en las correspondientes comarcas y provincias.
Pincha en la imagen para obtener un pdf sobre el proyecto Paisajes de la Celtiberia.

Como ya anunciamos, dentro de la serie El legado de los siglos de Heraldo de Aragón, ha aparecido ya el primer ejemplo de patrimonio vinculado antigüedad cuyo cuidado, reactivación y revaloración se hacen urgentemente necesarios.

Se trata de la ciudad celtíbera de Contrebia Belaisca, habitada entre los siglos V y I a. C., destruida en la 1.ª Guerra Celtibérica y famosa por el hallazgo de los bronces de Botorrita (nombre de la localidad actual en cuyo término municipal se encuentra el yacimiento de la antigua Contrebia Belaisca).

Los bronces de Contrebia Belaisca son los textos más antiguos conservados de una lengua celta, pues datan del siglo II a. C., junto a alguno de ellos que está en lengua latina un tanto arcaica (la Tabula Contrebiensis -en la foto; pincha aquí para verla en nuestra web) en la que los contrebienses dirimían un litigio de aguas entre los habitantes de Salduie (después Caesar Augusta y ahora Zaragoza) y Alaun (ahora Alagón).
Este yacimiento es, sin duda, uno de los más castigados por la administración, los empresarios y la incompetencia de los dirigentes.
En 1969 se descubrió el yacimiento; hasta 1997 se habían gastado en el 150 millones de pesetas (900.000 euros), hasta la fecha de hoy más de 200 millones de pesetas; en 2006 180.000 euros; en 2009 50.000 euros y ¿qué se ha conseguido?
El yacimiento no ha sido excavado en su totalidad, para proteger lo excavado se contrató a un afamado y nada barato arquitecto para que "ideara" una cubierta que lo protegiera del viento, la lluvia y la nieve; el "fichaje" de este arquitecto se culminó con una cubierta tan alta que no cubre del viento, la lluvia y la nieve.
La falta de un compromiso de la administración estatal, autonómica y provincial hizo que no hubiera campañas arqueológicas sistemáticas, por lo que, cada vez que se excava, al acabar la campaña, se suele cubrir para que no se pierda lo sacado a la luz ante la falta de compromiso de protegerlo, musealizarlo, convertirlo en un yacimiento visitable, etc. De hecho, al principio de las excavaciones era frecuente encontrar pozos excavados por buscadores de tesoros arqueológicos (aparte queda la rocambolesca historia de alguno de los bronces de Botorrita y el tiempo que transcurrió desde su hallazgo hasta que vieron la luz como uno de los grandes hallazgos de la arqueología celtíbera).
Para colmo se permitió que una industria se instalara junto/sobre el yacimiento, destruyendo con sus excavadoras todo lo que les vino en gana y cubriendo de escombros parte del yacimiento.
Para satisfacción del visitante, las oxidadas vallas y los oxidados candados impiden una visita del yacimiento, donde destaca su urbanismo, el trazado de las calles, un edificio de dos plantas de adobe (quizás un templo o un edificio público), columnas, edificios monumentales, etc.
Desde hace unos años se ha confiado la excavación -con pocos fondos- al profesor de la Universidad José Antonio Hernández Vera, que ha puesto en marcha una reorientación de la excavación y del futuro del yacimiento. Paralelamente, las autoridades autonómicas anuncian que se ha encargado a un arrquitecto la elaboración de un proyecto para consolidar, restaurar y hacer visitable el yacimiento, aunque ya reconocen que todo esto está en un proyecto de redacción.
Esperemos que el "fichaje" de este arquitecto no sea como el de aquel de antaño y que la redacción del proyecto no se extienda en demasía en el tiempo y menos aún la concreción y ejecución del proyecto.
Pincha aquí para ver el vídeo de Heraldo de Aragón sobre Contrebia Belaisca.

Hoy se completa en Heraldo de Aragón la noticia sobre la recogida de firmas de los vecinos de Velilla de Ebro para acelerar las expropiaciones de los terrenos bajo los que se encuentran los restos de la Colonia Lepida Celsa y comenzar así la proyección arqueológica y turística del yacimiento.
El total estimado de superficia ocupada por Celsa es de unas 44 hectáreas. El yacimiento fue declarado Bien de Interés Cultura y a partir de 1972 comenzó el proceso de expropiación y se amplió en 1982, sin que hay continuado, por lo que en la actualidad sólo una parte de esas hectáreas -en torno al 50%- se encuentra expropiada, de manera que el estudio arqueológico y la explotación del yacimiento quedaron desde los años 80 paralizados.
Ahora el ayuntamiento de la localidad quiere impulsar la conclusión del proceso iniciado hace 37 años y lo ha hecho con la recogida de firmas. Se estima que el coste de expropiación de los terrenos, en su mayoría, de explotación rústica agrícola y ganadera, ascendería a unos 1.200.000 euros, pero el ayuntamiento no tiene acceso al expediente de expropiación para saber las cantidades exactas, a pesar de haberlo solicitado al director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente. Desde instancias oficiales se muestra la voluntad de retomar el proceso de expropiación, pero sine die, por lo que desde el ayuntamiento se manifiesta el malestar ante la falta de hechos.
No obstante, se afirma que Patrimonio Cultural tiene un plan director para Celsa que implicaría una serie de medidas para la conservación del yacimiento, su señalización y la reordenación de los itinerarios dentro del sitio arqueológico. Paralelamente, el ayuntamiento propone trasladar la instalación museística de Celsa, dependiente del Museo Pronvincial de Zaragoza desde su actual emplazamiento -más parecido a una nave industrial en medio de parideras y terrenos yermos y a la que se accede por un camino de tierra-, a una casona señorial dentro del casco urbano de Velilla.
La paralización impiden la continuación de las excavaciones y el desarrollo de la localidad de Velilla de Ebro y su comarca, un tanto deprimida, a unos 50 kms de Zaragoza, y con una población escasa (así Velilla cuenta con 260 habitantes). Además, la extensión del yacimiento y de la parte todavía no estudiada asegura que todavía esconde bajo sus tierras intersantes restos, mosaicos, piezas y utensilios de la primera colonia romana del Valle del Ebro.
Para más información sobre Celsa en Patrimonio Romano de Aragón visita este enlace: http://catedu.es/aragonromano/celsa.htm.
Vaya desde aquí nuestro apoyo y nuestra firma virtual.

En los dos grandes diarios de nuestra comunidad, Heraldo de Aragón y El Periódico de Aragón, se recoge la noticia de que se ha localizado en el yacimiento celtibérico de Segeda los restos de un santuario vinculado al culto solar.
No es una sorpresa que en Segeda, un yacimiento celtibérico de 17 hectáreas, dividido claramente en dos sectores, Segeda I - de época anterior a la guerra contra los romanos en el 153 a. C.- y Segeda II -posterior a dicha guerra, guarde escondidas todavía sopresas, pues todavía queda gran parte por excavar.
Sin embargo, lo que ahora se nos anuncia no es tanto un nuevo hallazgo, como la resolución de un enigma que comenzó en 2004 cuando en Segeda II se localizó una plataforma romboidal de 312 metros cuadrados y rodeada de unos muros de 17 metros de longitud realizados con doble hilada de sillares de yeso rellenados con piedras y cubiertos con adobes (no aparece en las fotos).

Ahora, el director de las excavaciones y catedrático de Arqueología de la Universidad de Zaragoza, Francisco Burillo, en colaboración con Manuel Pérez, profesor de la Universidad de Valladolid, tras un estudio arqueo-astronómico, han llegado a la conclusión de que la plataforma en cuestión era la base y planta de un santuario vinculado al culto solar, ya que dicho romboide ofrece una orientación astronómica en dirección al cerro de la Atalaya, que es un referente en el paisaje de la zona, quedando "alineada con la puesta de sol del solsticio de verano", de manera que la plataforma "coincide con la bisectrica marcada en la unión del ángulo que forman los muros", lo cual supone un hecho constante en la orientación de grandes construcciones de la Antigüedad. Así, el santuario supone una reconstrucción del firmamento, contando con la situación del sol y de las estrellas, en el siglo II a. C.

La determinación de esta plataforma como los restos de un santuario suponen el descubrimiento del primer santuario celtibérico identificado y vinculado con una ciudad, por lo que, sin duda, supone uno de los hallazgos arqueológicos más importantes en este año, al menos en España.
Para más información sobre Segeda, visita su web en www.segeda.net o nuestra sección de Segeda en Patrimonio Romano de Aragón en http://catedu.es/aragonromano/segeda.htm.

Con la llegada del verano la gente se echa a la calle y en dos pequeños pueblos de Zaragoza, Velilla de Ebro y Almonacid de la Cuba, sus vecinos han salido a la calle a reclamar y a reivindicar mejoras para su patrimonio más preciado, en el primer caso, el yacimiento arqueológico de la Colonia Lepida Celsa, primer enclave romano en el valle del Ebro, y en el segundo caso, la presa romana de Almonacid, una de las más importantes del occidente romano.

Los vecinos de Velilla recogieron firmas para reclamar que se termine el proceso de expropiación de fincas para que pueda excavarse definitivamente el conjunto del yacimiento de Celsa, pues en la actualidad el lugar se encuentra dividio en partes ya expropiadas y excavadas y partes no expropiadas y utilizadas para uso agrícolas y ganaderos. La expropiación definitivamente permitiría una delimitación total y final del yacimiento, un acondicionamiento de caminos, aparcamientos y acceso al yacimiento y al centro de interpretación museística dependiente del Museo Provincial de Zaragoza y la señalización y explotación turística de un yacimiento, cuya excavación pendiente de realizar seguro que nos depara interesantes novedades y sorpresas.


Por otro lado, sentimos anunciarlo con retraso, los vecinos de Almonacid de la Cuba han celebrado todo este fin de semana la Primera Feria en honor de Ceres, la diosa romana de la agricultura. En su programa se han desarrollado actos culturales, competiciones deportivas, mercadillo de época y degustaciones.

Ya que hemos anunciado recientemente la reactivación del estudio del yacimiento de Los Bañales, es digno de felicita la iniciativa de Heraldo de Aragón, que en su edición de hoy domingo ofrece una información que anuncia un proyecto de dicho periódico sobre el patrimonio aragonés.
La noticia se titula "Entre el abandono y la esperanza" (pincha aquí para seguirla en la sección digital del periódico) y anuncia que bajo el nombre de El legado de los siglos va a ir apareciendo una serie de reportajes dedicados a la recuperación del patrimonio aragonés, contando su pasado, denunciando su estado presente y ofreciendo las posibilidades de futuro del conjunto de dicho patrimonio.
Los reportajes se podrán seguir en el periódico tradicional de papel y en el digital, en http://www.heraldo.es/. Rafael Bardají realizará el guión y la presentación, mientras que Alfredo Sánchez se encargará de la imagen y de la realización de estos reportajes que llevan soporte audiovisual (podrás seguirlos en la sección Videoteca de http://www.heraldo.es/; pincha aquí para ver el vídeo de presentación de la serie).
Así, siguiendo la Lista Roja de Patrimonio de la web http://www.hispanianostra.org/, se recoge que Aragón, una de las comunidades con más patrimonio, cuenta con 41 edificios en esta lista (13 Huesca, 3 Teruel y 25 Zaragoza), superada sólo por las dos Castillas. Dicha web y ahora Heraldo de Aragón quieren denunciar que parte de ese patrimonio puede perderse si no se invierte y se actúa prontamente en su recuperación.
Es cierto que en tres décadas se ha restaurado y recuperado más que en tres siglos, pero no es suficiente. Que la cultura y el patriomonio no son una inversión muy rentable y menos a corto plazo puede parecer evidente (aunque el auge del turismo cultural evidencian lo contrario), pero lo que sí que es cierto que el valor de nuestro patrimonio es incalculable, de manera que si no invertimos en él y dejamos que se pierda, estamos perdiendo todo ese valor y la posibilidad de desarrollo socio-cultural de algunas zonas menos favorecidas (y que en el caso de Aragón son muchas).
Desde nuestra perspectiva del Aragón romano, podemos citar el caso de la ciudad de Contrebia Belaisca (cerca de la actual Botorrita), cuyos restos (en las fotos) están en un lamentable estado, rodeados y cerrados con candados y vallas oxidadas.
Se nos antojan insuficientes los 17 millones de euros que el Departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón, en parte con convenios con otras entidades privadas y públicas, invierte en la recuperación de dicho patrimonio.
Con todo, toda iniciativa por recuperarlo debe ser alabada y bien recibida.

Como se informaba en noticia de Heraldo de Aragón del pasado 1 de Junio, se está reactivando el estudio del yacimiento arqueológico de Los Bañales gracias al convenio entre el centro de Tudela de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) y la Fundación Uncastillo:
"La UNED de Tudela y la Fundación Uncastillo han suscrito un convenio por el que este centro académico dará cobertura a las diversas actividades formativas que están previstas en el Plan de Investigación.
En la firma del convenio, que tuvo lugar el viernes 12 de junio, estuvieron presentes el Director de la UNED de Tudela, Luis Fernández; el Director de la Fundación Uncastillo, José Francisco García; y el Coordinador de Historia de la UNED de Tudela, Javier Andreu.
El acuerdo recoge que seis estudiantes de la UNED de Tudela recibirán becas para colaborar en los trabajos de excavación arqueológica de la Fase II del citado Plan de Investigación. Además de con la financiación del Gobierno de Aragón el Plan de Investigación cuenta con el apoyo económico de las empresas Eon y Geólica Aragonesa.
El yacimiento arqueológico de Los Bañales, que esconde los restos de una ciudad romana del ámbito vascónico de nombre aún ignoto, cuenta con un área monumental en la que destaca su completo sistema hidráulico de termas y acueducto. La excavación prevista para este año se realizará en un área inmediata a las termas y se desarrollará en dos tandas de quince días: del 12 al 26 de julio y del 26 al 10 de agosto".



Los trabajos van a ser dirigidos por Javier Andréu Pintado, profesor de Historia Antigua en dicha Universidad, que nos ha facilitado las fotos que veis en esta entrada de blog. Pincha la imagen para descargarte la noticia de Heraldo de Aragón.



En breves fechas van a iniciarse las nuevas excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Los Bañales en Uncastillo (Zaragoza).

Si queréis participar en dichas excavaciones, está abierto el plazo de matrícula en la dirección en las sección Extensión de la UNED de Tudela (pinchad este enlace).



El proyecto de excavaciones es el siguiente:



"En el contexto del Plan de Investigación que la Fundación Uncastillo -por encargo de la Dirección General de Patrimonio del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón- tiene en el yacimiento arqueológico de Los Bañales de Uncastillo, se ofrecen a los estudiantes de la UNED de Tudela becas (alojamiento/manutención) para colaborar en los trabajos de excavación arqueológica de la Fase II del citado Plan de Investigación. Además de con la financiación del Gobierno de Aragón el Plan de Investigación cuenta, además, con el apoyo económico de las empresas Eon y Geólica Aragonesa.


El yacimiento arqueológico de Los Bañales -que esconde los restos de una ciudad romana del ámbito vascónico de nombre aun ignoto- cuenta con un área monumental en la que destaca su completo sistema hidráulico de termas y acueducto. La excavación prevista para este año se llevará a cabo en un área inmediata a las termas de cara a avanzar en el conocimiento de la organización urbana del yacimiento.


Las excavaciones se desarrollarán en dos tandas de quince días: del 12 al 26 de Julio y del 26 al 10 de Agosto. En ellas se alternará el trabajo de campo (en horario matinal) con las labores propias del laboratorio arqueológico (en horario vespertino). El alojamiento y la manutención de los alumnos seleccionados se llevarán a cabo en el Albergue Municipal de Uncastillo. La colaboración en la que se inscriben estas excavaciones es posible gracias a un convenio firmado entre la UNED de Tudela y la Fundación Uncastillo por el que la UNED de Tudela dará cobertura académica a las diversas actividades formativas que están previstas en el Plan de Investigación".

Según informa hoy Heraldo de Aragón Francisco Burillo y Raúl López, directores de las excavaciones arqueológicas del yacimiento arqueológico de la ciudad celtíbera de Segeda, han denunciado las constantes tropelías que en dicho yacimiento, catalogado como Bien de Interés Cultural, se están cometiendo, cuando menos desde el año 2000. La última, la destrucción de parte de la muralla celtibérica.
Las razones de dicha destrucción se debe a una cuestión material (un agricultor que ha arrancado vides que se encuentran sobre la muralla y ha destruido parte de la muralla al tiempo que ha acelerado el proceso de erosión de lo que resta de la misma) y otra administrativa (la falta de dinero, la desidia y la falta de rentabilidad de la arqueología hace que ni el Gobierno de Aragón, la Diputación General de Aragón, la Diputación Provincial de Zaragoza, la Dirección General de Patrimonio Cultural y los Ayuntamientos de Mara y Belmonte de Gracián acaben el proceso de adquisición de los terrenos bajos los cuales se halla el yacimiento de Segeda). Mientras tanto, los agricultores dueños de la tierra y otros avispados saqueadores de yacimientos hacen y seguirán haciendo de su capa un sayo con Segeda.
Segeda es un yacimiento especial ya que es la ciudad -al menos celtíbera- más gran de la Hispania prerromana, ya que contó con 17 hectáreas (frente a las 7,6, por ejemplo, que tuvo Numancia); además, tras la derrota frente a los romanos en el 153 a. C., no se reedificó una nueva ciudad celtíbero-romana sobre la anterior, sino que se refundó una nueva Segeda, por lo que en realidad son dos yacimientos en uno y el celtibérico no está contaminado por un estrato romano posterior.
Para saber más sobre Segeda, pincha este enlace a su web (www.segeda.net) o a nuestra sección de Segeda en Patrimonio Romano de Aragón.

A medio camino entre el espíritu de la Expo2008 (con su recuperación del Ebro y sus riberas) y la candidatura a Capital Cultural Europea 2016, el Ayuntamiento de Zaragoza ha organizado los Festivales del Ebro: Un verano de cultura, donde se quiere ofrecer al ciudadano y al visitante una combinación de actividades turísticas, museísticas, musicales, teatrales, etc.
Junto a figuras con renombre como Madonna, Joan Manuel Serrat, Victor Manuel, Juan Perro y otros, mercados goyectos, pasacalles, talleres, visitas turísticas guiadas, etc., queremos destacar la inclusión del pasado romano como atractivo turístico de la ciudad.
Así, a lo largo del verano se ofrecen visitas teatralizadas a la Zaragoza romana con personajes históricos y ficticios que nos desvelarán la historia, costumbres y vida cotidiana de la Caesar Augusta romana.
A ellos se suma que todos los Sábados desde mediados de Junio hasta mediados de Septiembre hay Visitas teatralizadas bajo el título de Una de Romaños con la trama de que un director de cine de serie B quiere rodar en Zaragoza una película de romanos; el director, una "estrella italiana" y un chico para todo recorrerán Zaragoza en busca de escenarios y extras para sus películas.
Del 4 al 25 de Junio se imparte en el Museo del Teatro de Caesaraugusta un Ciclo de Conferencias sobre la Alimentación y la Gastronomía impartidas por el Convivium Slowfood de Zaragoza, con degustación de los productos (precio 3€).
Otra vez el Museo del Teatro de Caesaraugusta será escenario de la actividad: El Teatro de Caesaraugusta, 20 siglos de historia. Se trata de una proyección con música, pintrua y textos de la época romana que nos traslada veinte siglos atrás a través de una reflexión de Séneca: una era construye ciudades, una hora las destruye. La proyección tendrá lugares los Viernes, Sábados y vísperas de fiesta a las 22.00 horas en el museo.
Además, se reactiva la Ruta de Caesaraugusta; de Martes a Sábado de 9.00 a 21.00 horas (desde el 15 de Junio hasta el 15 de Septiembre, los Viernes y Sábados hasta las 22.30 horas) y los Domingos de 9 a 14 horas, esta ruta recorre los Muesos del Foro, de las Termas, del Teatro y del Puerto. Cada día hay programada una actividad Martes Érase una vez... (de 3 a 8 años); Miércoles ¡Abajo el telón! (de 8 a 12 años); Jueves ¡A toda vela! (de 3 a 8 años); y Viernes Visita comentada del Museo del teatro (de 8 a 12 años).
Todas estas actividades se completan con un uso diferente de los museos romanos de Zaragoza con el IV Ciclo de música A voces en los museos de Zaragoza, los Viernes desde el 22 de Mayo hasta el 31 de Julio a las 21.00 horas en los Museos del Foro, del Teatro y en el Centro de Historia; y con Música en el Foro XVI Ciclo de intérpretes aragoneses, los Viernes desde el 26 de Junio al 28 de Agosto a las 21.00 horas en el Museo del Foro de Caesaraugusta.

En noticia en Heraldo de Aragón de ayer Sábado se informa sobre los trabajos arqueológicos que se están llevando a cabo en la presa romana de Muel (véase foto de dicho periódico a la derecha).
Esta presa romana data del siglo I d. C. y sigue siendo sin duda una de las más monumentales de Aragón (junto con las de Almonacid de la Cuba y la de Muniesa).
Fruto de esta campaña se ha podido determinar las dimensiones del dique, ya que se conocía su longitud (60 metros), pero no se había determinado su anchura, que ahora con seguridad supera los diez metros. El último reto será intentar determinar la profundidad de la presa.
El equipo de arqueólogos que desde la semana pasada (y que se prolongarán durante parte de este verano) están trabajando y estudiando la presa lo conforman Paula Uribe, Manuel Martínez Bea, Raael Domingo y Javier Fanlo, bajo la dirección científica de M.ª Ángeles Magallón Botaya, profesora de Epigrafía en la Universidad de Zaragoza.
Los trabajos tienen una doble finalidad: ampliar el conocimiento sobre la presa y consolidar los vestigios para evitar desprendimientos.
En los trabajos se han recuperado sillares de yeso a tan sólo 10 cms por debajo de la superficie y restos de enterramientos de niños en una necrópolis casi seguro de época musulmana.
La presa de Muel es una presa de gravedad, es decir, aquellas que aprovechando un estrechamiento del cauce del río a través de un cañón se edifica a modo de pantalla para impedir el paso de agua y su acumulación. La función de la presa de Muel bien pudo ser la de funcionar como un embalse de cabecera en el cauce del río Orba (el actural Huerva) para abastecer a Caesar Augusta o bien otros núcleos urbanos secundarios como Contrebia Belaisca (cerca de la actual Botorrita), favoreciendo así los riegos de la ribera del Orba.
Los restos del dique de la presa han sido reconvetidos en la pared de un estanque y un parte en la localidad zaragozana de Muel y ya desde el siglo XVII soportan la ermita de la localidad donde se pueden visitar unas pinturas de Goya, por lo que el paseo hasta allí es bastante agradable e ilustrativo.
Para información de esta presa en la web del Patrimonio Romano de Aragón, pincha aquí: http://catedu.es/aragonromano/presas.htm.

Una web y una guía dan a conocer el pasado íbero del Bajo Aragón. El Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón está desarrollando como motor de la activación, turística, cultural y económica del Bajo Aragón una ruta ibérica consistente en la conversión en lugares de visita turística y científica los yacimientos arqueológicos de los poblados íberos (algunos de los cuales habitados también en época romana) de dicha zona, con la "musealización" de los mismos a través de centros de interpretación, paneles informativos en dichos yacimientos, organización de cursos, exposiciones, actividades educativas, nuevas excavaciones, etc.

La forma más rápida y más abierta de comunicación de sus actividades y desarrollo ha sido su web, http://www.iberosenaragon.net/, muy útil y completa.
Ahora aparece la guía Ruta Íberos en el Bajo Aragón, donde se nos ofrece más información que en la web con un itinerario que recorre los yacimientos arqueológicos hasta un número de 20 y los centros de visitantes e interpretación dispersados por esta comarca, hasta un total de 11. La guía ha sido coordinada por José Antoniio Benavente y Luis Fatás. Como complemento turístico, la guía de la ruta, además de indicar cómo llegar a cada yacimientos y sus características, recoge una directorio de restaurantes que ofrecen menús de inspiración ibérica, alojamientos y empresas que hacen rutas guiadas.
Así que, si no sabéis que hacer este verano y pasáis por Aragón, aquí teneis vuestra ruta.

A colación de la noticia anterior, os informamos de que la Caja de Ahorros de la Inmaculada (CAI), publica en en volumen 27 de su colección de temas aragoneses Mariano de Pano y Ruata el libro El cristianismo primitivo en Aragón, cuyos autores son Antonio Mostalac y M.ª Victoria Escribano. Mostalac es jefe del Servicio de Patrimonio e Historia Cultural del Ayuntamiento de Zaragoza y director de las excavaciones de la basílica de Santa Engracia, mientras que Escribano es catedrática de Historia Antigua en la Universidad de Zaragoza. El libro cuenta además con la colaboración de Guillermo Fatás, catedrático también de Historia Antigua en la misma universidad.
En el libro se recogen noticias del paleocristianismo en Aragón como las relativas a los orígenes de la basílica del Pilar, la tradición de la aparición de dicha virgen al apóstol Santiago, el papel relevante de la basílica de Santa Engracia de la por entonces Caesar Augusta en los primeros siglos del cristianismo y que fue centro de peregrinación durante cierto tiempo. También se recogen noticias de todo Aragón, básicamente de Zaragoza y Huesca, ya que sobre la zona de Teruel parece haber un vacío arqueológico e histórico en lo relativo a esta época y al paleocristianismo.
El libro cuenta con ilustraciones de piezas y objetos como sarcófagos (el de Castiliscar por ejemplo), algunos de ellos inéditos, como los hallazgos romanos localizados en las excavaciones arqueológicas de la basílica del Pilar.
Pincha aquí para leer la nota de prensa de la editorial.

Ayer se dieron a conocer en Heraldo de Aragón novedades sobre el yaciminento paleocristiano de la basílica de Santa Engracia de Zaragoza, cuya excavación arqueológica, financiada por un convenio entre el Arzobispado de la ciudad, el Ayuntamiento y la Diputación Provincial, se ha dado por finalizada y sólo queda un estudio final de laboratorio y su puesta en común entre arqueólogos e historiadores.
Fruto de estas excavaciones en la cripta de dicha basílica ha sido el hallazgo de un segundo baptisterio, más antiguo que el ya localizado anteriormente y datado este en el siglo IV d. C. (éste último de planta octogonal y con decoración mural).
Noticias históricas informan de que el primer cristiano conocido y vinculado a Caesar Augusta fue Félix, citado en una carta de San Cipriano, obispo de Cartago, hacia el año 254-255. Tanto Félix como Santa Engracia y su hijo debieron ser bautizados, por lo que es necesario la existencia de un baptisterio anterior y en uso, por tanto, en el siglo III.
Por otro lado, tenemos documentación acerca de un primer Concilio de Caesar Augusta en los años 379-380 en una basílica de la ciudad.
El hecho de que a principios del siglo XX en la calle Joaquín Costa de Zaragoza, calle que nace de la plaza donde se encuentra la actual basílica de Santa Engracia, se localizará un martyrium, un monumento funerario (en la foto, su planta), hace pensar que el núcleo inicial cristiano de la ciudad del Ebro se localizaba ya a partir del siglo III en esta zona, en el extrarradio de la muralla romana, y que desde dicho siglo hasta hoy la basílica de Santa Engracia ha estado situada en el mismo enclave. En dicho núcleo cristiano se desarrollarían una serie de edificaciones que cambiarían el panorama arquitectónico, urbanístico, "social, religioso y cultural de la ciudad".
A partir de ahora van a comenzar los trabajos de conservación de los restos y un encofrado perimetral que permita la colocación de losas de vidrio transparente que permitan la visita a los restos arqueológicos; ante la imanen de la santa que preside la cripta se colocará la pila bautismal y se permitirá la realización de determinadas ceremonias religiosas.

Acabamos de visitar el Museo Provincial de Zaragoza y no podemos resistirnos a dedicarle unas pocas palabras.

En primer lugar, es un acierto que se haya montado la Exposición Permanente titulada CAESAR AUGUSTA: La casa de los hispano-romanos, de la que hablaremos a continuación un poco más abajo.

Sin embargo, es una pena que desde Enero de 2008 el museo haya permanecido desmantelado y operativo sólo para dos muy buenas exposiciones sobre Goya, una durante la EXPO2008 y otra después de ella. Lo lamentable es que por falta de planificación y de dinero, y al margen de que la marca GOYA pueda vender mucho y atraer mucho turismo e interés artístico-cultural, llevamos año y medio (y lo que nos queda) sin poder visitar las secciones de dicho museo dedicadas a la arqueología pre-romana (donde destacan los Bronces de Botorrita, monedas y hermosas piezas de cerámica celtibérica, por ejemplo), ni de las época intermedias entre los romanos y Goya y para que hablar del arte después del maestro de Fuendetodos. A modo de aviso para navegantes, quien en la actualidad y en un futuro a corto y medio plazo pretenda visitar el Museo Provincial de Zaragoza, que sepa que sólo puede visitar el patio central y dos exposiciones permanentes que ocupan sólo una parte del edificio: la ya citada exposición de los romanos y otra exposición permanente sobre Goya. NO hay nada más.

Desde hace tiempo se promete y está proyectado crear un Espacio Goya exclusivo en la edificio ocupado hasta Julio por la Escuela de Artes y que quedará vacío tras su traslado al barrio del ACTUR. Después se acometerán las obras de acondicionamiento de la vieja escuela artística y se construirán las nombradas pasarelas que conecten el Museo Provincial y el Espacio Goya, constituyendo un todo a partir de los dos edificios. Es de esperar que entonces se vuelvan a exponer los fondos completos del Museo Provincial.

Respecto de la Exposición CAESAR AUGUSTA: La casa de los hispano-romanos hemos de decir que el título, a nuestro modo de ver es un poco engañosa. En primer lugar, no todo lo expuesto es de Caesar Augusta: los mosaicos, los murales y algunas estatuas sí, pero otras muchas piezas son de Turiaso (Tarazona), Bilbilis (Calatayud), Nertóbriga (La Almunia de Doña Godina), Villa Fortunatus (cerca de Fraga), etc. Por otro lado, tampoco todo lo expuesto es relativo a una casa hispano-romana, ya que hay estatuas imperiales y religiosas que con toda certeza estaban erigidas en templos y foros, pero no en domicilios particulares.

Hechas estas pocas críticas, podemos indicar los aciertos.

Sí es cierto que parte de lo más vistoso y "grande" sí ha sido descubierto en la Zaragoza romana. En este sentido, es un acierto el exponer mosaicos en depósito del Ayuntamiento de Zaragoza e incluso el famoso mosaico de Zaragoza conocido como el Triunfo de Baco, pero que pertenece a los fondos del Museo Arqueológico Nacional de Madrid, que, si no nos equivocamos, está cerrado por reformas y, por ello, entre otras razones, lo han cedido.

Por otro lado, las piezas expuestas son de alta calidad y entre ellas destacan el busto de Augusto en sardónice, el busto de la estatua de Silbis/Atenea y un arca ferrata procedentes de Turiaso, los mosaicos de la Villa Fortunatus, Estada, Nertóbriga y Caesar Augusta y, sobre todo, la reconstrucción de un triclinium con mosaicos en opus signinum y opus tesselatum y con murales en las paredes con fragmentos originales y reconstrucción de mobiliario de época.

Por cierto, se han editados pequeños folletos de la exposición en español, inglés y francés y hay a la venta una guía con buenas fotos y suficiente información sobre las piezas y salas de la exposición.


Para saber más del Museo Provicial de Zaragoza en nuestra web, pincha aquí:




Por otro lado, os informamos de que en los Museos Arqueológicos de Caesar Augusta, pertenecientes al Ayuntamiento de Zaragoza se está desarrollando desde Mayo y hasta Julio el IV Ciclo de Música A Voces en los Museos de Zaragoza, una nueva actividad para dinamizar y dar a conocer estos Museos y convertirlos al mismo tiempo en espacios culturales polivalentes. El programa, por si estáis interesados, lo podéis consultar en este enlace (pincha aquí).

En su edición de hoy, Heraldo de Aragón recoge una noticia con el siguiente título : "Nuevo impulso a los trabajos en el yacimiento romano de Los Bañales en Uncastillo". De parte de dicho reimpulso ya hablamos en Mayo en este mismo blog (pincha aquí).
La Fundación Uncastillo ha conseguido retomar el estudio arqueológico del yacimiento de Los Bañales gracias a una aportación de 50.000 euros, financiados en una mitad por el Gobierno de Aragón y la otra mitad por las empresas Geólica Aragonesa y Eon.
Gracias a estas aportaciones económicas, un equipo científico dirigido por Javier Andréu y con la colaboración de Juan José Bienes y María Lasuén desarrollarán una campaña entre el 13 de Julio y el 13 de Agosto (y su posterior trabajo de laboratorio que se extenderá hasta un año al menos). Estos trabajos se van a centrar en una cata arqueológica de la presa romana de Biota, de donde podría tomar el agua el acueducto de Los Bañales, y las excavaciones de la zona al oeste de las termas en busca de algún edificio monumental. En su conjunto los nuevos trabajos arqueológicos pretenden una determinación definitiva de la delimitación de todo el yacimiento y el inventario y análisis de sus materiales.
Dentro de estas actividades también se enmarca una actividad para el año 2010: el I Coloquio de Epigrafía, Arqueología e Historia Antigua de Los Bañales.
Bajo todo este Plan de Investigación subyace la idea de realizar un proyecto a medio o corto plazo para convertir el yacimiento en un centro de interpretación y turístico para el desarrollo de la comarca, siguiendo modelos como los de Segóbriga (cerca de Saelices, Cuenca), Arellano (Navarra) o la propia Bilbilis (Calatayud, Zaragoza).
Para saber más del yacimiento de Los Bañales y restos romanos en las Cinco Villas dentro de nuestra web, pincha aquí:

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal