Si ayer no hacíamos eco de la nueva campaña de excavaciones arquológicas en Contrebia Belaisca gracias al blog de uno de los arqueólogos responables de dicha campaña, hoy leemos en Heraldo de Aragón un artículo de Mariano García sobre dicho yacimiento con el título de "Contrebia Belaisca desvela su pasado"; os lo reproducimos a continuación con foto de dicho períodico.
"Un equipo de arqueólogos trabaja desde hace unos días en una campaña que busca completar la 'radiografía' básica del yacimiento celtibérico de Botorrita. El objetivo: que pueda ser visitable lo antes posible.
Sin prisa pero sin pausa, un equipo de especialistas dirigidos por José Antonio Hernández Vera y Francisco Javier Gutiérrez están completando su cuarta campaña de trabajos en el yacimiento de Contrebia Belaisca, Botorrita. Ahora, junto a tres técnicos y cinco estudiantes, están excavando en el cerro principal, en su ladera oeste. "Buscamos, por un lado, completar la información del edificio de adobe, y, por otro, saber la evolución cronológica de la ciudad", asegura Hernández Vera, que trabajó en el enclave muchos años atrás, bajo la dirección de Antonio Beltrán.
"El problema del yacimiento es que lo más básico, la interpretación urbanística de la ciudad y su cronología, no se conoce", añade Francisco Javier Gutiérrez. Si en esta campaña se concluyen los trabajos en la ladera oeste, los arqueólogos estarán en disposición de publicar ya un estudio con la información básica de Botorrita. Hernández Vera y Gutiérrez tomaron el relevo de los arqueólogos Manuel Medrano y María Antonia Díaz, y decidieron empezar de cero, revisando cuidadosamente todo lo que se había hecho en el yacimiento, limpiando, delimitando y, en ocasiones, volviendo a excavar.
"Lo principal era incentivar el conocimiento del enclave -relata Jaime Vicente, director general de Patrimonio-, por eso se creó el equipo actual. Y es que, a pesar de que en Botorrita se trabaja desde hace un montón de años, aún no se tenía una idea clara de lo que hay allí. Y es lo básico para evitar actuar mal". Vicente insiste en no hablar ni de plan director ni de programa de visitas hasta que no esté completada la investigación actualmente en curso.
Pese a la espectacularidad de los restos conservados, Hernández Vera cree que "lo más importante de la ciudad estaba en la parte superior del cabezo, que no ha llegado a nuestros días. Lo que tenemos actualmente es el sótano del edificio, destinado a almacenes, y que no da idea del complejo que hubo allí". Y es que Contrebia Belaisca, según Gutiérrez, tuvo que ser una ciudad "que organizó la explotación económica de la zona".
La delimitación 'oficial' del yacimiento es de 13 hectáreas de superficie, aunque los arqueólogos quieren revisar esa cifra. En la última campaña sacaron a la luz unos 30 metros lineales del foso, que tenía 14 metros de anchura, y donde encontraron casi medio centenar de bolas de catapulta. "Eso nos muestra cómo fue el asalto romano. Con las bolas se rompían los entramados de defensa de la ciudad y las casas, y luego se arrojaban bolas con fuego para que prendiera en los techos de paja. La ciudad quedó completamente destruida".
El equipo de investigación cree que habría que replantear la cubierta actual ("no es lo efectiva que debiera", señala Hernández Vera) y subraya que no busca específicamente encontrar más bronces con inscripciones. Uno de los problemas al que se enfrentan, y que está en estudio ya, es la conservación del singular edificio de adobe".

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal