Nuria Asín firma hoy en El Períodico de Aragón el artículo "Los Bañales sacan a la luz parte de su historia", con bajo-título "Los hallazgos arqueológicos indican que la ciudad ya estaba ocupada en el siglo II a. C." Os pasamos a continuación la noticia.
"Tras tres años de trabajos ya se pueden adelantar algunos aspectos novedosos sobre la excavación realizada en el yacimiento de Los Bañales de Uncastillo. Por ejemplo, se conoce mejor la cronología histórica de la ciudad, que, según indica el director de la excavación, Javier Andreu, "estaba ocupada en el siglo II a. C., y en el siglo I a. C., empezó a monumentalizarse". Así, se construyó la plaza pública, que se ha excavado este verano, un lugar de reunión de los viajeros que pasaban por la vía romana que cruzaba la ciudad y que conectaba el Valle del Ebro con Aquitania.
Fue un poco más tarde "cuando Los Bañales adquirió la categoría de municipio, la segunda en importancia en el ordenamiento jurídico romano. Y, por aquel entonces, es cuando se construyeron las termas", dice el experto. Fue su momento de gran esplendor, ya que a finales del siglo II d. C. inicia su declive, hasta ser abandonada un siglo después, "de modo paulatino, no violento", reconoce el arqueólogo.
CONJUNTO MONUMENTAL
Para la construcción de esta gran ciudad romana llegaron mármoles de Grecia, Carrara (Italia), del Pirineo e incluso de Túnez y Egipto. Además, de cerámica, "se constata la apertura a los alfares del centro del Valle del Ebro, desde los que llegaron la mayor parte de los vasos localizados en la ciudad, sin descartar que hubiera talleres locales", precisa Andreu.
Algo a destacar del yacimiento uncastillero es la presencia de uno de los conjuntos monumentales más emblemáticos localizados en España, compuesto por los llamados cupae, que son sepulcros de incineración en forma de medio tonel. "Es uno de los conjuntos más numerosos del norte peninsular", puntualiza .
Los Bañales fue la cabecera de un territorio rural que, al menos, se extendió desde el valle del Riguel hasta el Arba. Las prospecciones intensivas realizadas en estos tres años, incluidas en un ambicioso proyecto impulsado por la Fundación Uncastillo, ha permitido convertirlo "en uno de los mejor conocidos, un territorio articulado mediante grandes fincas o residencias rurales de explotación agropecuaria a orillas de los ríos. En este caso, Puyarraso (Uncastillo), o Los Atilios, en Sádaba, junto al Riguel, así como La Figuera, en Biota".
Junto a estas villas había establecimientos artesanales y de almacenaje al pie del paso de la vía y en el área inmediata a la ciudad, como el Corral de Algarado (Sádaba), o Golifán (Uncastillo), y, posiblemente, pedanías de notable tamaño dedicadas a la artesanía, como El Zaticón (Biota), localizada junto al Arba.
El estudio de ese territorio y de las inscripciones halladas ha aportado nuevos nombres de algunas de las familias más ricas de la zona. "Hasta ahora conocíamos a los Atilios, pero hay que añadir los Plotios, Sempronios, Emilios, etc.", dice Andreu, quien reconoce que Los Bañales fue una ciudad floreciente que se abastecía del embalse en Cubalmena (Biota), del que se ha encontrado un muro. Cientos de datos que se están recopilando. Los trabajos realizados en estos tres años pueden consultarse en http://www.losbanales.es/. Y el año que viene se editará una monografía".

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal