De nuevo El Diario del Alto Aragón hace de cronista de las II Jornadas de Lenguas y Cultura Clásicas de Huesca; en este caso del segundo día con un artículo de Vanesa Godia titulado "La de Medea es una historia difícil por las barbaridades que cuenta", con resumen "Alumnos del IES Pedro de Luna de Zaragoza representaron ayer la obra en Huesca". Os reproducimos dicho artículos con fotografías de dicho periódico.
"El teatro fue el germen de las Jornadas de Lenguas y Cultura Clásicas que organiza el Centro de Recursos y Profesores (CPR) de Huesca, y ayer tomó con la palabra con fuerza para dar vida al mito sobre el gira este año el seminario, la Medea de Eurípides.
Una veintena de alumnos del grupo de teatro "Clásicos Luna", del IES Pedro de Luna de Zaragoza, se subieron al escenario del Centro Cultural del Matadero para representar esta tragedia ante el nutrido grupo de escolares y profesores que abarrotaron el salón de actos y que les brindaron un extenso aplauso al término de cada una de las dos funciones que llevaron a cabo.
Los chavales, de 16 y 17 años, cerraban así el ciclo iniciado el pasado mes de octubre, cuando comenzaron a trabajar el texto interpretado ayer, no sin dificultad, pero sobre todo con "mucha ilusión".
La historia, la de una mujer que decide vengarse de su gran amor tras ser abandonada matando a los hijos que han tenido ambos, cobró una especial intensidad en boca y cuerpo de estos alumnos, "muy motivados" con esta experiencia y decididos a darlo todo en este estreno, explicó a este periódico Inma Carné, una de las directoras que ha guiado al grupo en esta andadura, en la que también han contado con la ayuda de profesores y exprofesores del centro.
Junto al resto de compañeros de Teatro Laclac, formada por exalumnos del centro, Carné apostó por un montaje coral, que incluía, entre otras cuestiones, el "despliegue" de Medea en tres mujeres que vinieran a representar sus tres facetas más destacadas: "La de la venganza, la del amor hacia los hijos, que es la que le hace dudar y le hace mostrar cierta compasión, y la que le hace hablar desde el amor y la rabia, que es la Medea que ama a Jasón", explicó a este periódico Carné. De ahí que se apostara por tres actrices para dar vida a la protagonista, que estuvo acompañada en el escenario por otros catorce compañeros, formando entre todos un grupo "muy motivado y con bastante nivel", añadió Carné, que se mostró muy satisfecha con el transcurso de las representaciones y con el trabajo realizado por los alumnos en los meses previos, trabajando e intentando comprender el alcance la historia que tenían entre manos.
Así lo entendieron Isabel Hebrero y Rosa Herrero, dos de las actrices que salieron a escena y que no ocultaban su alegría tras haber debutado en Huesca. "Nosotras, desde luego, estamos muy contentas", comentaron ambas jóvenes, encargadas de representar a los mensajeros, y conscientes desde el principio de la dificultad que entraña esta obra.
"No ha sido demasiado duro prepararla, pero sí que es verdad que es una historia bastante difícil por las barbaridades que se cuentan y por cómo ella, Medea, muere desgarrada y quemada viva, es muy duro", añadieron las jóvenes, que pudieron comprobar en primera persona cómo, a pesar de ser un clásico, el mito sigue teniendo vigencia a día de hoy "con el maltrato que se ve en la obra, por ejemplo, cuando ella mata a sus hijos", situaciones "chocantes en las que cuesta meterse" pero que han cumplido uno de sus principales objetivos: conseguir que los chavales reflexionen sobre cuestiones que no siempre están lejanas como parece.

COMIDA CON SABOR A ANTIGÜEDAD
Una vez concluidas las representaciones, docentes de diversos centros, a los que acompañaron el alcalde de Huesca, Luis Felipe, y la concejala de Educación, Amalia Aso, celebraron el éxito del arranque de esta jornada con una singular comida, servida en la Escuela de Hostelería de Huesca, y con un menú basado en el recetario de Apicio, un reto para los alumnos del centro que hizo las delicias de los asistentes y que incluyó, entre otras preparaciones, lenticvlae de castaneis, que vienen a ser lentejas con castañas, majada de menta, comino, semillas de cilantro, menta, vinagre, miel y garum, y faseoli et cicera, o lo que es lo mismo, judías verdes y garbanzos con sal, comino y vino (Pedro Ximénez).
A estos platos se sumaron otros que culminaron con un porcellus trimalchionis, esto es, cochinillo relleno, con el que a buen seguro quedaron saciados los asistentes, que aún tenían una cita más en la jornada de ayer, dedicada en esta ocasión a los mitos y la astronomía.
Fernando Hernández, profesor del IES Pirámide de Huesca, y Ángel Biarge, miembro de la Agrupación Astronómica de Huesca, sumaron fuerzas para presentar una didáctica exposición sobre el los mitos del Zodíaco, el Sistema Solar y su papel en la Antigüedad.
Hernández abrió la charla conjunta explicando cómo en "el mundo antiguo se plantean una serie de configuraciones celestes para crear unas figuras en torno a las constelaciones que hicieran transmisible el conocimiento" que existía en torno a campos como la agricultura o la navegación.
"Sabían, por ejemplo, que si esa constelación estaba asociada a Saturno, era el momento de realizar una determinada labor en el campo y no otra. Estas observaciones tenían, sobre todo, un papel divulgativo", apuntó el profesor, que también destacó "las connotaciones puramente supersticiosas" que encierran estos símbolos, "muy consultados por los emperadores para conocer su futuro" y que se mantienen a día de hoy bajo la rama de la Astrología.
Biarge, por su parte, profundizó en el papel que jugaron los astros en cuanto se constituyeron "en una forma de medir el tiempo, los días, de fechar las cosas".

"Esto hacía la vida más fácil, porque aseguraba el sustento cotidiano", con lo que podían centrarse en el estudio y la investigación de otras cuestiones. Biarge mostró además a los asistentes con ayuda de un simulador cómo se realizaba esta medición y cómo se encontraban los astros en la Antigüedad, cerrando así una sesión muy práctica en la que los chavales que acudieron a la cita pudieron comprobar que en el cielo hay mucho más que cuerpos celestes: todo un mundo por descubrir "y redescubrir", ya que "muchas cosas son tan obvias que las hemos olvidado", concluyó Biarge".

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal