Leonor Franco firma en Heraldo de Aragón un artículo sobre la nueva campaña de excavaciones arqueológicas en el yacimiento romano de La Caridad(Caminreal, Teruel) destacando el 30º aniversario de excavaciones en dicho yacimiento y, sobre todo, el hecho de que este año ha habido "rebajas" en los prespuestos para dichas tareas.
El artículo se titulo "El recorte inversor obliga a prescindir de los estudiantes en la Caridad", con bajotítulo "La campaña en el yacimiento arqueológico de Caminreal, donde el Museo excava desde hace 30 años, arrancó la semana pasada". Os reproducimos la información de dicho diario:
"El recorte presupuestario que han sufrido las excavaciones arqueológicas en el yacimiento romano de la Caridad de Caminreal, promovidas desde hace casi treinta años por el Museo de Teruel, ha obligado a este entidad a prescindir del programa de formación para estudiantes, que permitía que un gran número de jóvenes -algunas temporadas hasta cien-, realizasen prácticas en este enclave.
En la campaña de este año, que arrancó la semana pasada, se ha registrado una reducción de la inversión de un 10%, lo que ha forzado al Museo -dependiente de la Diputación Provincial- ha establecer un riguroso programa de prioridades y entre ellas prima el avance de la excavación frente a otras acciones, según señaló la directora de la campaña, la arqueóloga, Beatriz Ezquerra.
A los trabajos de investigación, conservación y difusión de La Caridad se han destinado en este ejercicio 79.000 euros, una cantidad que garantiza acometer la operación hasta mediados de octubre. En las labores de este año trabajan 14 personas, entre ellas 5 arqueólogos, 3 restauradores de bienes culturales y 6 peones, y el objetivo principal es la localización de restos de muralla que permitan confirmar que se trataba de una fortaleza «de gran entidad y no una empalizada de madera sujeta a un embasamiento de piedra, como creíamos hasta hace poco», explicaba Ezquerra.
Los elementos encontrados en las dos campañas anteriores hacen albergar grandes esperanzas a los arqueólogos sobre la existencia de una doble línea amurallada, que podría alcanzar hasta un metro de espesor, pero las excavaciones de este año serán decisivas para determinar la presencia de una estructura general.
Uno de los más extensos
Los trabajos de investigación en la Caridad, que se iniciaron en 1984 y han continuado desde estonces de forma sistemática, están considerados fundamentales para conocer el proceso de la colonización romana en Aragón. Datado en el siglo I antes de Cristo, es uno de los más extensos de la Comunidad autónoma, al ocupar la zona excavada 12,5 hectáreas de superficie.
Desde que se inauguró el centro de interpretación de la cultura romana, en una antigua estación de ferrocarril de Camineral, se han incrementado las visitas a la Caridad durante el verano. «El principal atractivo lo constituyen los mosaicos de dos casas, una de ellas de Likine, y únicamente se pueden ver mientras estamos realizando las excavaciones, porque durante el resto del año se cubren para evitar su deterioro», advertía Ezquerra. Durante el verano, es posible contemplar no solo los restos de un poblado romano, sino los entresijos de todo el proceso de excavaciones arqueológicas.
El programa previsto para la campaña de este año se concentrará en la zona noroeste, donde se presume podrían estar los restos de la muralla; así como en dos casas; y en una calle. Simultáneamente, se consolidarán las estructuras localizadas otros años y se procederá a la restauración de materiales hallados en campañas anteriores.
Además de la Diputación turolense, en la financiación de las excavaciones arqueológicas participan el Gobierno de Aragón, la Comarca del Jiloca y el Ayuntamiento de Caminreal. Con este último, no obstante, siempre se ha mantenido una difícil relación, que llegó a su máxima tensión hace unos cinco años cuando se paralizó la intervención en el yacimiento".

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal