En La COmarca Digital leemos la repercusion de la Jornada de Puertas Abiertas de El Palao (Alcañiz) que se celebró el pasado fin de semana. Os pasamos la información del artículo firmado por Esther Esteban con el título de "Más de 300 personas visitan El Palao y conocen la cultura íbera de cerca" bajotítulo "La nueva edición de las Jornadas Iberas estuvo animada por el campamento del grupo de Recreación Histórica Ositanos, que representaron actividades del poblado".
"Más de 300 personas visitaron el sábado las excavaciones arqueológicas del poblado íbero El Palao de Alcañiz, un enclave de 4 hectáreas de extensión del que sólo se ha excavado un 5%. La quinta edición de las Jornadas de Puertas Abiertas  contó con un número similar de participación a la del año anterior, por lo que la organización se dio por «satisfecha», dijo José Antonio Benavente, director del Consorcio del Patrimonio Ibero Bajo Aragón.
La mayoría de las personas que se acercaron hasta El Palao, uno de los más importantes yacimientos de la época ibérica, procedían de Alcañiz y de las localidades vecinas del Bajo Aragón. «Hemos venido toda la familia, desde los abuelos a los nietos. Nos gusta saber qué novedades se han hecho en las excavaciones», comentó la alcañizana María Jesús Sancho, de 36 años de edad.
El grupo más numeroso fue el de primera hora de la mañana, formado por 45 personas que recorrieron las cuatro principales zonas del yacimiento que han sido sacadas a la luz desde comienzos del siglo XX con Vicente Bardaviu y Pierre Paris hasta la actualidad.
La visita comenzó en la zona donde apareció «una gran cisterna de la que se abasteció el poblado y cuyo origen data del siglo III a.de C. ; los visitantes se adentraron hasta la parte Nordoccidental más monumental, con distintos elementos de defensa, que abarcan del siglo VI a.de C. al I d. de C. La siguiente parada alcanzó la estructura de viviendas de época romana imperial y el resto de una muralla o de foso.
El recorrido concluyó ascendiendo por otra de las colinas hasta la zona Noroeste, donde se han realizado los trabajos arqueológicos de estos dos últimos años.  Aquí han aparecido edificios públicos bastante grandes, con escaleras de piedra. Una zona donde se presenta un espacio abierto y perimetral que se semeja a los foros romanos, a la plaza principal del siglo II a. de C. De hecho, se pueden ver cuatro apoyos de columnas, lo que indica que había un edificio porticado.  Salvador Melguizo, arqueólogo que ha participado en estos últimos trabajos  junto a Eduardo del Pino, comentó que lo que estos elementos constructivos  «forman parte de estructuras del periodo de abandono final del Poblado que se produjo en el siglo I d. de C».
Talleres íberosLos visitantes al Poblado también pudieron disfrutar de la recreación íbera que realizó el grupo Ositanos, formado por 11 jovenes de la Escuela Taller, quienes realizaron algunas de las actividades como la fabricación de pan ácimo, de cerámica y textil.
Este grupo ha estudiado cómo eran los utensilios que  se usaban en los poblados de esta zona. «Hemos reproducido el telar y el horno de cerámica que apareció en el Tosal Montañés de Valdeltormo», comentó Jessyca Díaz, miembro de los Ositanos.
Los talleres estuvieron abiertos a la participación de los visitantes. Niños y jóvenes se sumaron a manipular el barro o bien la piedra.
Durante la jornada también se pudieron ver a algunos arqueólogos que han participado en los trabajos de este yacimiento, como Francisco Marco, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Zaragoza, quien habló a los visitantes.
Las Jornadas de Puertas Abiertas han sido organizadas por el Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón y el grupo de Recreación Histórica Ositanos".

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal