En los últimos años, la novela histórica de temática griega y romana ha experimentado un gran auge en todo el mundo occidental, atrayendo a infinidad de adeptos, entre los que se encuentra también el autor de este blog, como podéis leer en nuestro blog de reseñas Sobre Griegos y Romanos.
Dentro de esta moda también son numerosos los autores españoles que se han adentrado en este terreno literario, destacando nombres como los de Santiago Posteguillo.  Entre estos autores de novela histórica, nos encontramos a Gabriel Castelló, que ha saltado a la fama en los últimos años gracias a su obra Valentia, en la que nos situaba en los conflictos de la Roma Republicana de la mano de Quinto Sertorio y Cayo Antonio.  En el blog Novela Histórica podéis encontrar una reseña de Valentia y en el blog Arquehistoria podéis encontrar un sumario de dicha novela y una entrevista a su autor para conocer de primera mano la temática de la novela y las impresiones de Gabriel Castelló sobre el mundo romano y sobre su propia novela.
Ahora podemos leer su segunda novela, Devotio: los enemigos de César, por ahora en formato digital (pinchando el enlace podéis acceder al sumario y a la web de presentación de la novela) y esperamos que prontamente en papel.  En cuanto la lea -ya tengo la edición digital- os pasaré una reseña.
No es frecuente que en este blog recojamos noticias sobre novela histórica, pero la ocasión lo merece: Devotio: los enemigos de César es, por una lado, una continuación de su primera novela, Valentia; aquí se nos ofrece la visión de la Guerra Civil entre Pompeyo y César desde los ojos de un pompeyano, repasando los acontecimientos y batallas desde Ilerda a Munda.  Pero, por otro lado, Devotio tiene una primera parte en la que uno de los escenarios principales es la Caesaraugusta romana y el período reflejado es el siglo IV d. C., en concreto el imperio y dominación de Diocleciano, cuando el obispo Valero de Zaragoza llevó a cabo su labor cristianizadora, siendo maestro de San Vicente Mártir y al mismo tiempo objeto de las persecuciones del mencionado emperador Diocleciano.  Junto a él otro personaje, Eutiquio de Osca.
Os dejamos la sinopsis del propio autor como el mejor reclamo para leer la novela:
"HISPANIA, invierno del 303:
Un nuevo gobernador sin escrúpulos... Un muchacho cristiano sin miedo... Un viejo magistrado sin ayuda...
Tres hombres distintos cuyas vidas confluirán en Valentia, a dos de ellos los engullirá la Historia, el tercero forjará una leyenda. Pocos conocen su verdadero nombre, muchos su apodo: Vincentius. Valentia en tiempos de Vincentius El nuevo gobernador de la Tarraconense, Publio Daciano, un veterano de las legiones de pasado oscuro, está dispuesto a que su primer cargo provincial sea el impulsor de sus ambiciones. Para ello no escatima esfuerzos en aplicar los edictos imperiales de Diocleciano con absoluta severidad. En plena persecución religiosa, el joven diácono de Caesaraugusta, un muchacho arrogante llamado Eutiquio de Osca, es arrestado junto a su obispo y conducido a Valentia para ser ambos juzgados por su apostasía. Tito Antonio, magistrado emérito y hombre de edad y reconocido carisma en la colonia, acaba siendo el abogado del joven cristiano frente a un riguroso tribunal liderado por el propio gobernador…
HISPANIA, primavera del 49 a.C.
La República está en guerra. César controla Roma y se dirige a marchas forzadas hacia Hispania con tal de derrotar a las legiones fieles a Pompeyo el Grande acantonadas en Ilerda. Lucio Afranio, uno de los legados de Pompeyo en la Citerior, se ve forzado a realizar una leva entre los indígenas para reclutar efectivos con los que reforzar sus legiones. Un muchacho berón se entera de su verdadero nombre y ascendencia en la víspera de dicha leva. Su padre no es solo un sencillo aldeano, es un prófugo, un ciudadano romano exiliado forzosamente tras las guerras sertorianas. Tras conocer los dramáticos motivos que obligaron a su padre a no volver a su Valentia natal, decide enrolarse en la milicia celtibera para restaurar el honor de la familia.
En las cartas que Lucio Antonio, el hijo de Cayo Antonio Naso, les escribe a sus padres entre campaña y campaña el lector descubrirá una versión paralela de la Crónica de la Guerra Civil de César, pero vista desde el lado pompeyano, siendo sus ojos testigos de acontecimientos tan atemporales como las batallas de Farsalia o Tapsos, la muerte de Pompeyo o el suicidio de Catón. Su relato le sumergirá en la agonía de la República romana, las intrigas intestinas que socavaron a los enemigos de César, además de estremecerle con su historia de amor imposible con Varinia, la hija del propretor de África hasta llegar al final de la guerra tras el sangriento asalto de Corduba".
Para saber más sobre Gabriel Castelló, podéis entrar en su blog, donde, además de hablar de sus novelas, nos comenta de un modo muy ameno aspectos del mundo clásico que le resultan atractivos.  Además, Gabriel es un autor cercano, presente en las redes sociales y al que le gusta hablar y debatir con sus lectores sobre sus obras y el mundo clásico, así que, no sólo os animamos a leer sus novelas, sino también a dejarle comentarios en su blog y en su perfil de facebook.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal