Os pasamos el artículo de Maribel S. Timoneda publicado el pasado Viernes 3 de Mayo en El Diario de Teruel con el título "http://www.diariodeteruel.es/bajoaragon/31166-nuevos-hallazgos-arqueologicos-confirman-la-importancia-de-el-palao.html", en el que se analizan las nuevas aportaciones que los últimos trabajos arquológicos han dado para conocer el yacimiento íbero-romano de El Palao (Alcañiz, Teruel), con fotografía de dicho rotativo:
"Los trabajos que durante los últimos meses están realizando los alumnos del módulo de Arqueología de la Escuela Taller Ciudad de Alcañiz II en el yacimiento íbero-romano de El Palao han sacado a la luz interesantes estructuras arqueológicas.
Uno de los hallazgos más importantes se produjo el verano pasado en la Zona 5, en el extremo noroeste de la cima amesetada del yacimiento, los trabajos iniciados el pasado verano por el Taller de Arqueología de Alcañiz dieron con una gran habitación de planta rectangular, con pavimentos y bancos corridos de yeso o cal, y un pequeño receptáculo central que se destinó al almacenaje de grandes vasijas para la conservación de algún tipo de preciado líquido, quizás vino o, más probablemente, aceite.
Al lado de esta habitación, y excavadas el suelo de roca natural, aparecieron numerosas cubetas, canales, entalladuras, apoyos de poste, etc. cuya disposición parece indicar la presencia de grandes estructuras de madera, posiblemente relacionadas con el trabajo de prensado y elaboración de aceite o vino.
Junto a estas estructuras, aparecieron otras grandes habitaciones, actualmente en fase de excavación por la Escuela Taller, que parecen formar parte de un mismo conjunto fabril.
Asimismo, en la Zona 6, ubicada en la ladera Este del cerro, en una zona de fuerte pendiente -orientada al Este y protegida de los vientos dominantes de la zona-, se está llevando a cabo la excavación de varias estancias. Estos trabajos han ofrecido una interesante información sobre las nuevas técnicas constructivas utilizadas en la remodelación urbanística experimentada por este núcleo poblacional en los últimos siglos anteriores a nuestra Era. Destaca la presencia de gruesos muros de aterramiento, realizados con pequeños mampuestos construidos con un tipo de roca caliza que no existe en las inmediaciones del yacimiento, cuyo uso parece generalizarse en El Palao a partir del siglo II a.C. Perpendiculares a estos muros de piedra se ha detectado la presencia de otro muro, de unos 80 cm. de grosor, construido mediante la técnica de tapial, que conserva parte de su enlucido de cal o yeso. Asimismo, se documenta la caída de cubiertas de madera -de la techumbre o quizás de un altillo o primera planta del edificio- actualmente en fase de excavación".
  

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal