Relacionadas con las dos noticias que hemos subido a nuestro blog previamente, está el hallazgo de un nuevo poblado íbero en el término municipal de Alcañiz (Teruel).  Es el yacimiento del poblado de Tiro del Cañón.  En la edición digital de La Comarca se puede ver la noticia, publicada el pasado 20 de Diciembre por Laura Castel con el título "La construcción de una fábrica destapa valiosos restos íberos".  Aquí podéis leerla con la fotografía de dicho periódico:
"La capital del Bajo Aragón guarda en su interior muchos secretos aún por descubrir. Uno de ellos ha salido ahora a la luz: un importante yacimiento íbero-romano del II al I a.C. junto al cerro del Tiro del Cañón, en el que está documentado un poblado de la misma época. La parcela en la que se encue
ntra el descubrimiento está situada junto a la antigua via férrea y la empresa Gres de Aragón. Es propiedad de la empresa Arasfalto, que compró hace años 7.000 m2 con el objetivo de construir una planta de hormigón y asfaltado para los trabajos de la construcción de la futura variante oeste, que conectará con el nuevo Hospital.
La finca está catalogada en el PGOU de Alcañiz como zona de posible yacimiento, por lo que para realizar trabajos legalmente en ella se deben realizar catas primero. Según el Departamento de Patrimonio de DGA, estos permisos se concedieron aproximadamente hace dos años. Primero se realizaron sondeos que dieron un resultado positivo al hallar restos. El yacimiento estaba cubierto y ha ido saliendo a la luz desde septiembre a raíz de las excavaciones de la empresa turolense de arqueología Qualcina. No obstante, hay una zona en la que no se han realizado prospecciones pero es sensible a contener material arqueológico. Es Arasfalto la que contrató a la empresa, lo que le puede suponer un gasto de más de 40.000 euros, según fuentes consultadas por este medio. Están trabajando en el yacimiento alrededor de 15 personas bajo la dirección de un arqueólogo.
Será Qualcina la que elabore un informe que estará listo aproximadamente en febrero y que se enviará a DGA. Es Patrimonio el que tendrá la última palabra y dictaminará una resolución. Según fuentes del departamento se podrán dar tres supuestos: que la empresa obtenga vía libre para construir en su terreno una vez se documenten y extraigan los elementos, que deba modificar el proyecto o que, por el contrario, tan solo pueda obrar en una parte de la parcela porque la otra se respete por su relevancia arqueológica, que determinará DGA. Las excavaciones pueden aportar información científica muy interesante para el conocimiento de la cultura íbera. Una vez se estudien los materiales y si se realizan análisis de sedimentos podrían resolver dudas que tiene los arqueólogos sobre el tipo de producción agrícola que realizaban de manera intensiva en época íbero-romana y que quizás esté relacionada con el cultivo del olivo y la producción de aceite".

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal